Era la primera vez que íbamos a un hotel rural y lo único que puedo decir que hemos acertado de pleno con el lugar, desde el momento que llegas te sientes como en casa gracia al buen hacer de Ceci y Quim dos personas geniales tanto con el trato y en todo, esta casa rural ha sido rehabilitado por ellos y la verdad es que lo han logrado con creces.
Nosotros teníamos desayuno y cena y que puedo decir?solo una cosa fantástico nosotros que hemos estado en hoteles de muchas estrellas y no le legan ni a la mitad de lo que nos hemos encontrado aquí, un desayuno fantástico con productos de la región de embutidos a parte de mermeladas de todas clases algo repito fantástico, en cuanto a la cena que puedo decir, Ceci cocina de miedo algo increíble; hacia años que no cenábamos tan bien en un sitio; aparte de la conversacions amena que aportan tanto Ceci com Quim, dos anfitriones perfectos.
Solo vamos añadirles dos peros, el primero que te cobren 20 euros cada dia para leña de la chimenea no me parece adecuado y la otra te tendrían que hacer la cama y en el cuarto de baño poner jabón de manos gel y shampo solo esos dos peros, mi nota es un 8 si no hubiese sido por esos dos peros seguro que seria un 10, pero i todo así es un sitio altamente recomendable y no dudare en ningun momento de recomendar este establecimiento y por ultimo solo decir una cosa gracias Ceci y Quim por todo.

Juan Torres

Mas Cal Sastre